IMC Toys nos confía la migración de su CPD

La fábrica de IMC Toys en Terrasa es uno de esos enclaves históricos de la ciudad que no resulta fácil “evolucionar” al mundo digital. De capital 100% español, esta firma se presenta como el “diseño de Barcelona que se vende en todo el mundo” y nos ha confiado la migración de su CPD con, entre otros, el horizonte medioambiental como requisito.

Fibratel ha recogido el testigo y ha realizado la migración de su data center al universo digital, desde su histórica planta en el centro de Terrasa. Esta emblemática localización suponía, en principio, el principal reto de una implantación que ya está operativa y que ha aprovechado esta reubicación para superar nuevos retos de eficiencia energética y respeto medioambiental.

Como explica Carlos Castillo, Director Comercial de Fibratel Catalunya, “acabamos de poner en pleno funcionamiento la nueva ubicación del CPD de IMC Toys, cumpliendo todos los estándares de calidad certificada que requería el cliente. Para el abordaje del proyecto se han tenido en cuenta factores de extremada importancia en entornos CPD, como el área tecnológica, la continuidad de los servicios en el transcurso escalonado hacia la nueva ubicación, sin ninguna interrupción ni impacto directo en su cadena de producción”, explica.

El diseño, que busca la redundancia y la alta disponibilidad de los servicios de datos, eléctrico y de producción, se basa en el fabricante de envolventes Rittal y en su solución de racks, SAIs y sistemas de climatización en el mismo armario, en lo que constituye un rasgo distintivo del fabricante.

La seguridad y monitorización de los sistemas, la gestión de alarmas y especialmente el bajo consumo energético son otros aspectos a destacar del proyecto que puede encuadrarse entre los más respetuosos con el medioambiente.

IMC Toys ha logrado en pocos meses resolver un aspecto clave para su actividad, sin ninguna interrupción de su producción ni efecto negativo en su día a día. Y todo en una época del año clave para la industria juguetera.