Europa apoyará el despliegue de WiFi en 8.000 pueblos

La Unión Europea acaba de aprobar un fondo de 120 millones de euros para desplegar tecnología WiFi en cerca de 8.000 pueblos de toda su geografía a los que aún no llega. Aunque parezca increíble, sigue habiendo muchos municipios europeos que no disponen de acceso a Internet; en zonas pequeñas o de difícil acceso, cuyos habitantes o visitantes se encuentran “desconectados”. Y la máxima autoridad europea pretende corregirlo en los próximos tres años.

Como se publica en la web de la Comisión Europea, se financiará la instalación de puntos de acceso público Wi-Fi de forma gratuita en las comunidades locales de toda la UE, en plazas, parques, hospitales y otros espacios públicos.

El presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, cree que esta iniciativa “contribuirá a que todos los pueblos y ciudades de Europa dispongan de acceso a Internet inalámbrico gratuito en torno a los principales centros de la vida pública, en 2020".

El vicepresidente del mercado único digital, Andrus Ansip, ha dado la bienvenida al acuerdo y asegura que "la estrategia de mercado único digital tiene como objetivo construir una Europa totalmente conectada donde todo el mundo tenga acceso a las redes digitales de alta calidad”

El acuerdo político incluye un compromiso por parte de las instituciones europeas para asegurar que se asigne un importe total de 120 millones de euros para financiar los equipos que presten servicios públicos gratuitos de Wi-Fi en unos 6.000 ú 8.000 municipios de todos los Estados miembros. Los términos finales de financiación se decidirán en los debates legislativos en curso sobre la revisión del actual programa marco financiero plurianual. 

Las autoridades locales podrán solicitar fondos una vez que el sistema está configurado, en un proceso que se pretende sea simple y no burocrático. Esta iniciativa forma parte de la ambiciosa  reforma de la normativa europea sobre telecomunicaciones que incluye medidas para satisfacer las crecientes necesidades de conectividad de los europeos y para aumentar la competitividad europea.

La Comisión revisó recientemente su  estrategia de mercado único digital  - una de las principales prioridades de la Comisión Juncker – para hacer balance de los progresos realizados y urgiendo a los legisladores de cada país a actuar con rapidez en todas las propuestas ya presentadas.