¿Conviene tener un CPD propio o externalizar el servicio?

Si su empresa no cuenta todavía con un centro de datos, o requiere renovar el existente -bien sea para ampliar su capacidad o para actualizarlo-, es bastante probable que se presenten varios interrogantes, sobre las características que debe tener un CPD. La más común es si es mejor tener un centro de datos in house o uno externalizado, ya que cada opción tiene sus pros y sus contras. 

Muchas empresas optan por contar con un centro de datos propio, dado que tiene como principal ventaja que se pueden tener bajo control todos los aspectos del sistema, desde quién accede a los datos, como su mantenimiento, hasta cuáles son las medidas de seguridad que desean implementar

Esta opción, no obstante, conlleva mayores costes, los de construcción, que deben sumarse al gasto implícito de mantenimiento y operaciones. Optar por un CPD propio será, por tanto, más conveniente, siempre que sus dimensiones sean considerables y la seguridad una prioridad absoluta.

Si en cambio se prefiere externalizar el servicio, el beneficio que salta primero a la vista es el considerable ahorre de costes. No sólo no se tendrá que invertir en la construcción de un CPD, sino que además no será necesario disponer de un espacio físico para alojarlo (como en el caso de uno in house). También se podrá contar con un mantenimiento 24/7, sin necesidad de contratar más personal para su funcionamiento. Con este tipo de contratos, se tendrá un gasto mensual fijo, lo cual permitirá un buen control del presupuesto.
 
El ahorro de tiempo también es un factor a tomar en cuenta, puesto que se puede iniciar antes el servicio, con mayor rapidez, así como incrementar el alcance del servicio a voluntad. En cuanto a la seguridad, existen actualmente proveedores capaces de garantizar este aspecto. De hecho, para una empresa que ofrezca este servicio, la seguridad es un punto fundamental, ya que de ella depende su reputación y es un requisito para operar de manera transparente y según la ley.
 
Fibratel ofrece a sus clientes un servicio de asesoría para definir la estructura presente y futura de su Data Center, dando prioridad a su seguridad, escalabilidad y disponibilidad. Cualquiera que sea la opción elegida, la compañía pone a disposición de sus clientes instalaciones in house o externas o una combinación de ambas.